Brillos

Brillos

sábado, 23 de marzo de 2013

Una fujoshi en su vida de recién casada



Una fujoshi en su vida de recién casada


Por: Shigatsu, YuRi百合 & YaOiやおい\En VeNeZuElA// (Facebook) 

     Ella se llamaba… Lina, sus amigos la llamaban Lina-chan. Una chica de 24 años, tenia ojos negros como el azabache y su cabello ondulado hasta mas debajo de sus hombros de un lindo castaño oscuro, su altura de 1,55 cm la hacía obviamente bajita. No era ni tan esbelta ni gorda (obvio porte de Venezolana) y su piel del color morena muy clara (como la de Ivian, Miss wordl 2011). Ya tenía dos meses de haberse casado con Andy, un hombre de 27 años, como de la contextura de Usagui-san (Junjou Romántica), alto, color de piel  blanca imperceptiblemente bronceada y de cabellos rubios como los de Yuki-san (Gravitation)…

     Ya eran las 1:30 am, y se encontraba una muy animada y sonrojada Lina-chan en la cama matrimonial color amarillo pastel, en sus piernas contenia su notebook verde manzana. Ella solo se limitaba a dar gritos de emoción y de alegría al ver ese manga yaoi que no había visto (Koi suru boukun)

—!Kyaaaaa! Ese demonio si es malo con el pobre de !Mori-kun!!!— *0*

—!Araaaaa!!!!— ¬

     De repente se abrió la puerta de la habitación oscura que solo era iluminada por la luz de la laptop, era Andy que entraba pensando que ella lo había esperado…

—Eres la niña más linda del mundo, nunca nadie antes me había esperado hasta tan tarde— :)

—Aja…— Efecto zombi fujoshi se hallaba en su rostro ¬

     Cuando el esposo se quito los zapatos y por fin se quito esa sofocante corbata azul indigo, se cayo literalmente del borde de la cama al escuchar….

—!KAWAIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII! **** !kYAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!—

—Cielo que haces en el suelo… Oye no te molesta la luz ¿verdad?— Dijo ella sin interesarse realmente.

     El solo la miro impotente y molesto por su conducta… Pero tenia un plan.

—Amor.. ¿Por qué no dejas eso alli? Y dejas que te abrace mejor— Y lentamente le fue alejando la notebook pero Lina se mantenía atenta al manga, estaba buenísimo el manga…

—ESO NO ES KAWAIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII **** KYAAAAAAA— TTOTT

—¿Qué amor te hice daño?—

—No es que el demonio odioso se va a Canadá… TT.TT va a dejar solo a Mori-kun—

     El chico se molesto y apago la Laptop, la cerro y la dejo debajo de la cama…

—Dámelo, dámelo ERES UN BAKAROOOOOOOOOO TT0TT… Te odio!!!—

     Pero poco a poco Andy la amansaba entre la frazada pastel… Y la beso lento para pasar a besarla con pasión, ella recordó las lágrimas del demonio es esa escena hard en el manga, por eso se asusto y salió de la cama muy pero muy roja… Andy corrió tras de ella, pero Lina logro encerrarse en el baño.

—Lina Lucrecia del Solar !ABREME LA PUERTA!!!... Lina esto es enserio, quiero estar contigo !AHORA!!!— La voz del hombre se oia ronca y desesperada.

—!Nop!!! No quiero terminar como el demonio… ToT y además no tengo ganas— En realidad Lina si quería esa noche, lo que pasa es que estaba muy avergonzada y le dio un poco de temor quizás ese manga era un tanto “explicito”, recordando que ella ve TODO lo que es yaoi…

—!ABREME!!!—

—TE ODIO— TT/////////TT

—QUIEN TE VA A ODIAR POR DEJARME ASI SOY YO, ASI QUE ABRE AHORA— el golpeaba muy fuerte la puerta… Mientras ella muy roja, con los cabellos sueltos y con los ojos humedecidos, !oh! Y tenía un suéter muy suelto, pero muy corto… Blanco

—Vamos amor sal de alli… ¿Recuerdas el regalo que me pediste en la luna de miel?—

—Sip— >///////<

—Pase contigo viendo el nuevo episodio de Sekaiichi Hatsukoi MAS el manga de ESE anime, donde por cierto tuve que ver contigo TODAS las imagenes—

—Sip… lo siento amor… esta noche nop quiero— T///T

—Está bien pero sal de alli, si no sales no te voy a hablar en toda una semana y se como te pones los viernes— *¬*

—!NO ME IMPORTA!!!—

     Dos horas después (3_15 am)

     Andy se despertó y no encontró a Lina en la cama… Recordó donde estaban las llaves.
     Al abrir el baño se encontraba una linda neko durmiendo muy kawaii en la bañera, el se le acerco para darle un beso pero sus ojos se abrieron enormes y comenso a patalear, el la sujeto muy fuerte y se la llevo a la cama… Cuando estuvieron allí  el solo la arropo, le dio un beso en la frente y se acostó dándole la espalda. Al pasar unos minutos…

—¿Qué YA NO ME QUIERES? Kyaaa***— TT///TT

—Por qué lo dices, ya es tarde, tengo trabajo y tu también— ¬-¬”

—Es que… porque no me abrazas para que yo pueda dormirme. Si no, pensare que vas a verte con alguien más… Ojala y sea con un kawaii chico…— Lo ultimo lo musito muy bajito.

—Jamás pensé que cuando me dijiste que eras fujoshi… eso significara tal cosa, ¿amor tienes fiebre?, estas muy caliente— o.O!

—No, es que me emocione recordando el manga que lei en el baño… Oyasumi nasai… Andy… Ashiteru— ZZZzzzz

—¿Ah???—≥0≤!!!!

—Igualmente Neko-chan...— 
No Olviden que esta este No es mi único escrito, tengo varias historias finalizadas aquí.
Gracias por leer y no os matara dejar coment >////<




jueves, 21 de marzo de 2013

Cheescake Cap. I

Cheescake
(Imagen tomada del Face de Takano Prince)
Cap. I:
Introducción a la “Dulce” curiosidad…

Si los dulces son malos… Murmuro un chico extremadamente  tierno con apariencia de un niño de 8 años, quizás. Su cabello castaño muy claro, era liso con partes onduladas, el viento mañanero se encargaba de jugar con algunos mechones moderadamente “rebeldes” que llegaban a la altura de su cuello, también habían escasas hebras que le tocaban ligeramente sus hombros… su rostro expresaba confusión entremezclado con tristeza.

El paisaje, las casas, el clima y la vegetación parecían acogedores… 

Ya nuestro pequeño sabía dónde quedaba su institución.

Cuando tu mundo, o quizás el sistema de tu vida cambia de una manera drástica se puede llegar a sentir la extraña sensación del desencaje, independientemente de lo que haya sido tu vida antes del dichoso cambio…

Anaco, una pequeña ciudad algo tranquila, algo bonita y definitivamente era especial, aunque para el chico de 1 50cm de alto, tal lugar no era especial… aún no lo era…

Mientras, el solo miraba con sus dos ojos de miel un negro morral entre sus manos, con una chapa de balón de futbol que decía: ¡Puedo ganar!

Iba a un liceo, obvio que no era una escuela primaria, su uniforme lo decía claramente, pero esto era ver para creer…

¿Era su camisa roja cual una dulce y brillante manzana infantil?

No, de hecho la camisa roja, amarilla u otro característico color de kínder, significa que estas en el jardín de niños y nuestro joven, no portaba una similar…

¿Era blanca cual las escasas nubes que se ven en el cielo de semana santa?

No, tampoco era blanca, la cual significa; uniforme de primaria los alumnos de 1ero a 6to grado…

¿Tal vez es azul cual cielo?

Error, tampoco era azul, la cual representa el vuelo y la caída para muchos estudiantes del 7mo al 9no grado de secundaria…

¿Beige cual aristócrata sin sal? ¡Afirmativo! Nuestro niño, el futuro sueño de muchas y en secreto, el sueño de muchos, portaba esta camisa… 5to año para ser exactos, si así es, de allí el dicho de que no juzguen un libro por la portada, razonable ya que cara vemos, corazones no sabemos.

Alessandro era nuevo en la ciudad y nuevo en el liceo, ya que había recibido a partir del 6to grado clases particulares, lo malo era que hasta ahora veía compañeros y más, personas de diferentes modos de ser y de pensar, no obstante “miedo”, él no tenía ni una pizca de eso, ya que su querida madre con porte entre japonés y venezolana, la cual no era tan alta como su padre, notablemente alto (1 90 cm).

Ella le había puesto desde los 6 años en clases de defensa personal…

Según su madre: “Nadie va a someter a mi celito”.

Sin mencionar natación…

Según su madre: “Mi bebe no se va ahogar así de fácil”.

Clases de inglés y japonés…
    
Según ella: “Mi hijo debe hablar perfectamente al menos el idioma universal y el idioma de sus raíces”…

Aunque el nene tenía una escasa altura, Ale era realmente adorable y capaz, pero si lo molestaban el tranquilamente se podía cuidar…

¿De dónde saco su astucia física y de dónde saco su expresión tierna? Pues, al parecer su madre tuvo mucha más “fuerza” que su padre al momento de engendrar a su pequeño al menos en la apariencia…

Unidad Educativa Génesis Anaco” Así decía un cuadrado y blanco cartel con el escudo y con el nombre de aquella estructura simple…

A veces me siento como un alíen, todos me miran… por eso no salgo mucho de casa… antes de llegar aquí en la mañana, mi madre me dijo que no comiera tantos dulces, que ya estaba bien, pero ¿los dulces son malos? Cómo pueden serlo, si ellos son la razón de mi felicidad a pesar que mi tutora me decía que era solo y moriría sin un amigo… realmente me dolió ese día, el último día de clases con ella
-Recuerdo-

¡Alessandro Quirós! a pesar que eres tan inteligente nunca lograras tener amigos de verdadCon burla dijo lo último la pelirroja alta, ojinegra de piel pálida, la cual con su taconeo perfeccionista se dirigía a su alumno desde el otro lado del salón de paredes amarillas, con grandes ventanales hacia las verdes y cobrizas montañas andinas… en el cuadro se podía notar un pupitre blanco y un escritorio al frente, donde lo demás eran estantes de madera, llenos de libros…

¡Yo tengo a Cheescake, es mi amigo! El pequeño castaño oscuro empotro su delicado rostro en la mesa de su asiento con los pies muy juntos y los brazos alrededor de su cabeza, su suéter verde cual árbol navideño, llevaba una mancha café en una de sus mangas que se dejaba notar perfectamente.

Hablas de ese peluche negro y sucio… ¡Jo! Tienes mucho valor, aun sabiendo que solo es un amigo “imaginario”… mírate, tan grande y con manchas de chocolate en tu ropa… eres un retrasado mental, jamás tendrás ni siquiera una novia o algo que se le parezcaLas últimas oraciones no las dijo en forma divertida, lo contrario, se lo dijo en un claro tono puntiagudo e hiriente…

Yo… Y-yo Ese tono malo se dejó sentir en el solitario corazón del dulce pequeño, mediante latidos dolorosos y penetrantes…

Tu… ¿Qué? Bufo llevándose la mano izquierda hacia su flequillo corto la vestida con camisa blanca elegante y falda recta azul cual mar nochizo, en señal de triunfo, quizás de venganza…

Ni así… Las manos del menor al lado de su cabeza se empuñaron fuertemente como sosteniendo su ¿miedo?, no, su rabia contra esa extraña mujer a la que realmente no odiaba…

—No Dejare que me toques, no me gustas… solo eres mi tutora de clases…Su tono no varió de intensidad, más bien se expresó amablemente, con su típico sonido infantil y dulce pero para nada exagerado…

Solo se escuchó cómo caía de rodillas la dichosa tutora, Sarah, quien luego cubrió sus ojos y comenzaba a sollozar, dejando caer al suelo lágrimas de amor no correspondido… doloroso, detrás de cada reacción hay una razón y detrás de cada forma de ser hay un porqué.

-Fin del recuerdo-

Está bien, ahora el caminante pensador de dulces ya se encontraba al frente del gran portón amarillo claro, el cual estaba cerrado pero si podía ver un camino de asfalto hacia dentro y del lado izquierdo, estaban los paredones donde había dibujos; como colibrís, la bandera tricolor, iguanas y más.

Había una pequeña puerta un poco más allá que no se distinguía porque estaba colapsado, tanto de azulejos como de espumas lates, si esas camisas mareaban y daban vueltas en la mente del pequeño...

Espero pacientemente a que se despejara la entrada y luego entro él, bajo por la acera al otro lado de la puerta y miro  hacia su derecha, se sorprendió un poco ya que eran las rejas amarillas casi en tono beige, era un aula con techo de jaula de pájaro, era nuevo, corriente pero realmente sorprendente para él.

Él siguió hacia adentro por el camino del asfalto, parecía, no, era una carretera… al fondo se veía tres arboles alrededor de una especie de fuente sin agua, los cuales el más pegado a una de las aulas era de mango, había unos cuantos alumnos sentados allí, se veían felices, sus risas escandalosas todo el mundo lo podía escuchar. Al llegar a la esquina vio que todo era algo como una caja de sorpresa, de esas de colores que traen dulces al azar, las cuales él amaba, a su frente un alto y grueso árbol que no tenía muchas hojas pero aun así era muy lindo y descendían de él flores disimuladas de rojo intenso y en el dobles amarillo, mientras que el viento era…

Acogedor Musito mirando hacia arriba…

Tengo que sentarme para ver mi horario… Cheescake. Que mal que haya dejado a Cheescake, quiero abrazarte en estos momentos…

…¡BLOMP!!!...

¡Ten cuidado mocoso!!! Una chica alta blanca y de rulos oscuros muy largos se había tropezado contra él, obvio… ¿Quién era que estaba en el suelo?, pues exacto, esa chica odiosa se encontraba en el suelo, la quedo mirando pacíficamente y hasta ligeramente esta se sonrojo.

-Lo siento Alessandro lo dijo muy amable, extendiendo su mano para ayudarla y esta la acepto…

E-eres… Muy lindo Ale estaba concentrado, pero era en los chicles de canela que se le habían caído a la chica al suelo, así que se agacho y los recogió… luego subió su mirada hacia la chica perpleja, quizás… enamorada…

Me darías uno El de ojos miel se sonrojo mirando los dulce que extendía hacia ella… ya era mucho tiempo que no probaba chicles de canela.

¡Claro!!! Te los regalo Ella sonrió ladeando su rostro con cara de fangirl.

—Gracias Agradeció el pequeño, vio derecho y estaba la cancha de la institución ¡Genial! se sentaría allí para ver su horario…

Soy… Soy Nicole Medio levanto su voz para que el niño la oyera…

¡Oh! Soy Alessandro y nuevo en la escuela. ¿Eres de 5to? La camisa de la chica era marrón así que quizás fuera de quinto año, igual que él, pensó…

Sí, soy de quinto “A” El viento se tornó un poco más fuerte y movió mágicamente sus cabelleras, no obstante el pequeño, solo quería ir a clases, que el día pasara rápido, ya que quería ver a su amigo de peluche…

Que mal La expresión del “menor” se tiño de un matiz triste, nostálgico…    

Estoy en quinto “D” Soltó, infantilmente destapando los chicles, miro a la morena llevándose a la boca; de cinco bolitas, tres…

—¡Nicole!!! Vamos… Un grupo de chicas tan altas como ella, una rubia algo robusta, una castaña rellenita, una rojiza con físico atlético y otra de color con cuerpo de top model, la llamaban desde lo alto de al parecer una ¿plaza?…

—¡Nos vemos Nicole! La sonrisa de Alessandro de lado hizo que la chica se ruborizara aún más, es decir ¿Qué chico podría ser tan lindo como él y a su vez estudiar quinto?

Uno, dos… Tres bancos amarillos a un costado de la cancha son muy provechosos...

Su expresión no podía ser más besable, si muchos no sabían, pero eso se llama complejo Lolicon… Sin más, el chico camino hasta llegar a la cancha.

Se sentó y suspiro… saco su libreta negra ignorando los murmullo que decían los alumnos del gran árbol hacia unos pasos más adelantico… aun así, la cancha estaba desierta.

A ver…” Saco una hoja tamaño carta con cuadros de horario… “5to D, Lunes…” Su dedo índice derecho seguía la línea… “Lunes, 7:45 am… Física, aula… ¿Huhg? Número 13”, chequeo su verde reloj y como velozmente guardo su libreta, partió a paso apurado.

Siguió camino donde había especie de un auditorio y al lado la biblioteca… no tenían números así que camino más, notando que seguía la cantina; pasteles de carne y guisos junto con muchos recipientes de cristales con dulces alegres lo llamaban, se detuvo un instante pero luego sacudió su cabeza, primero eran las clases… en la misma vereda que iba encontró al salón catorce, observo hacia su derecha y se le era frustrante no ver más salones pero de igual siguió caminando hasta que Nicole se poso delante de él con una sonrisa de oreja a oreja y se inclinó hasta su rostro.

¿Qué buscas lindo? Pregunto con evidente ganas de ayudarlo (besarlo), se veía tan tierno perdido…

El aula trece y estoy desubicado Suspiro triste, las acompañantes de la pelo de rulos largos comenzaron a aclamar un tanto bajo lo lindo que era el nuevo amigo de Nicole.

Queda arriba ¡yo te llevo!Alzo su dedo índice iluminando su rostro de extrema alegría.

¿Pero tú no tienes clases? No quiero molestar Retrocedió abatido el pequeño.

No te preocupes, tengo deportes y el profesor no vendrá sino hasta la otra semana Se alivió al escuchar a la chica…

Ok… Acepto el castaño empuñando sus manos en alto, infantilmente…

Siguieron el mismo camino hasta entrar en la sala de principal, muy pequeña por cierto, cruzaron y justo había unas escaleras de granito, subieron alrededor como veinticinco escalones. Cuando la chica noto que Ale miraba hacia ambos lados, lo tomo de la mano y lo guio hasta el pasillo derecho, que estaba desierto, el toque del niño en su mano se le era demasiado suave… al llegar al último salón a la izquierda ella lo soltó… con pesar.

Aquí es… ¡Gracias Nicole! Ale trazo una sonrisa agradecida…

De nada… Ale… Yo, me preguntaba La chica se veía un poco nerviosa, pero el “menor” era muy hiperactivo.

¿Qué? El niño miel inclino su cabeza en clara señal de curiosidad.

¿Tienes celular? Pregunto ella, girando su cabeza para no mirarlo a los ojos.

Claro, quieres que te de mi numero…


Si ¡por favor! Grito ella, ocasionando que el Ale diera un sobresalto.

Ok… cero, cuatro… Mientras ella sacaba su celular y atentamente marcaba lo que su nuevo “amigo”, para ella, le dictaba…

La chica salió caminando a paso rápido súper emocionada, mientras Ale se giro y quedo frente a la puerta con rectángulo de vidrio, había muchos chicos…

…CRASH… Sonó la puerta al abrir la puerta…

A su izquierda estaba un profesor mofletudo, blanco y cabellos cortos de castaños oscuro, se levanto haciéndole una seña para que pasara, pero esperen, habían muchos chicos y chicas quienes miraban al pequeño con ternura, otros con lujuria y otros con desdén… no importo porque el pequeño fue directo a un asiento, al final de la primera fila sin mirar a nadie… Al acomodarse en el pupitre recordó que aun llevaba el chicle, perdió la mirada y recordó aquellas palabras…

(Según su madre: “Nada de dulces jovencito y no andes mascando chicles, porque te pueden sacar de clase, por eso ahora ve y se un buen estudiante”)

—Ok Suspiro y musito muy bajo.

Miro hacia su lado y solo estaban unos muchachos, altos… El no lo era y eso, aunque él no quisiera siempre lo recordaba aunque le restara máxima importancia, aquellos chicos estaban tecleando sus teléfonos celulares. Justo un chico atlético con cabellos cortos, negros y lisos lo observo con sus ojos oscuros mientras apoyaba su lápiz en su quijada… este le sonrió cálidamente por fin y coloco la vista al frente.

Alessandro aprovecho y abrió su cuaderno, se saco el chicle de la boca y lo puso al final de las hojas doblándola y así “desasiéndose” de la evidencia… 

-Bueno creo que están todos, así que comenzare con la clase de física III…- Su voz gruesa se distinguía ebria, podría ser que ese profesor no estaba bueno y sano…

…!CRASH!!!... La puerta se abrió violentamente…

Hasta el pequeño se removió nervioso en su asiento…

¡Disculpe!!! Aquel chico sudado y un poco desalineado respiraba ferozmente, según Ale; podría ser que se le había hecho realmente tarde, quizás hasta se quedo dormido…

¿Puedo pasar? Dijo aquel chico, a Ale se le hizo graciosa la pregunta y dibujo una sonrisa de diversión en su rostro disimuladamente, porque el que acababa de llegar ya estaba dentro, de hecho estaba frente al escritorio del profesor… Obvio, ya estaba dentro.

Pasa muchacho El profesor le extendió una sonrisa, sorpresa para el niño castaño claro…

El sudado y alto chico se giro en busca de un asiento, era atractivo, de hecho se oían los saludos de chicas interesadas en su voz… sus cabellos eran ligeramente lisos y ondulados de un castaño sobrio intenso los cuales le acariciaban su mejilla derecha y un poco su nuca, incluso su flequillo tapaba un poco su visión…

Entre tanto iba dando pasos naturales hacia donde estaba ese chico de sonrisa cálida llamado, por cierto; José Luis. Dos gotas traviesas bajaban del cuello del buscador de asiento, para esconderse entre su pecho que estaba un poco descubierto, los botones estaban algo maltratados, si… al parecer era muy poco sensible al tratar su ropa… su torso, a pesar que la camisa beige era un tanto holgada se le podía notar sus más o menos trabajados pectorales y ni hablar de sus brazos con medida perfecta.

¡Hermano!El pelinegro y él un tanto acalorado chico se saludaron de manos con maromas muy genialmente…

Dominic yo pensé que hoy no ibas a venir… El mencionado hizo un ademán con la mano restándole completamente la importancia al asunto…

Quiero graduarme este año…Bufo sin ganas pero con ese brillo de lobo relajado…

     Dominic, como lo llamaba José Luis se sentó detrás del pequeño del salón, desde alli, sea por el gran pupitre o lo que sea, por alguna razón tenía un ángulo perfecto inconsciente y desinteresado de Ale.

Ale no le prestó mucha atención ya que su lápiz amarillo prácticamente se movía solo dibujando a un Cheescake con brazos negros de felpa abiertos.

Cheescake… Suspiro el pequeño…

¿Sera que es un niño prodigio? ¿Un niño genio? Es muy pequeño para estar en quinto año de ciencias…

     Eso se preguntaba sin afán el castaño ojos verdes…
.
.
.
Largo día, Alessandro fue el último que se quedó de último en el salón… Pero se percató de que él no era el único pero de igual mientras metía con pereza su libreta oyó un rugir muy fuerte así que volteo hacia donde venía aquel ¿ronquido? Así era,  era el chico de antes. Estaba con las manos y la cabeza postrada a la mesa del pupitre. Parecía profundamente dormido pero eso a él no le interesaba así que se llevó su bolso al hombro reduciendo cinta negra ya que le quedaba un poco bajo aquel contenedor…

Con que aun duerme el muy flojo… Con una risita contagiosa hablo José Luis, quien estaba recostado del marco de la puerta…

El pequeño miro una vez a ese chico que aunque se viera desalineado con su imagen era muy tranquilo…

 “Quizás sea uno de esos chicos populares de los anime”… Regreso su mirada al pelinegro, le sonrió con aquella risa contagiosa de antes y siguió hacia la puerta.

El reloj verde marcaban las; 11:30 am, si se apresuraba llegaría a casa a las; 11: 40…
.
.
.
-¡Cheescake!!!- Grito Alessadro contento detrás de las rejas negras de su casa con llaves en mano, era un quinta estilo residencia, se oyó un chillido tras un golpe, producto del abrir y cerrar del portón de afuera… El chico corrió con las llaves en las manos en alto con esa sonrisa excepcional…

Al percatarse de Franchesco que se dirigía a la pequeña piscina de al lado, cerró sus ojos con amplia risa, saludando al pelo negro cual cuervo de ojos marrones muy claros y cuerpo blanco fornido, quizás veinticinco años de edad tenía el servicial muchacho…

¿Cómo le fue hoy señor? Si, nada de tuteos, ya que era su guardaespaldas de hace tres años, no era por nada del otro mundo, solo que los señores Leto estaban enterados de que no estaban todo el tiempo con su hijo y no querían que le pasara nada al no estar ellos cerca.

El pequeño subió como manada de hipopótamos las escaleras de madera clara brillante, al llegar al piso giro hacia su derecha y esa puerta era su cuarto…

…CLICK… Tiro de la puerta encontrándose a ese conejo de felpa negro con corbata de lunares y ojos de botones rojos esperándole, tiro su bolso hacia algún lado y se lanzó a la cama abrazando al conejo sin vida…

Vamos a la cocina, tengo hambre y de seguro mama no cocinara… Me dijo que no contrataría cocinera porque hay que recortar presupuesto o algo así… Sentencio el de baja estatura quitándose la camisa del liceo y colocándola en el perchero tras la puerta, se colocó el suéter de algodón verde, pero antes de dejarlo caer a su espalda se notó su fina pero nada exagerada cintura, se quitó el pantalón azul y se colocó un short negro, tomo de un brazo al peluche y salió directo a la cocina, bajando las escaleras de esa solitaria casa… al llegar poso al conejo en la barra y se acercó al refrigerador, tenía un papel blanco con algo escrito:
-Nota-
     Cielito todavía no me aprendo tú celular, pero te digo que voy a estar fuera una semana, tú sabes trabajo y tu padre también estará fuera por un par de días… Aliméntate bien y recapacita con los dulces que ya tienes edad suficiente, llama si pasa algo.
Te ama papá y mamá
-Fin de nota-

Ale a medida que leía, su semblante se tornaba melancólico, él, de hecho le gustaba abrazar a su madre y a su padre.

 “No es nada del otro mundo, siempre se van por el trabajo”  Se dijo haciéndose el fuerte…

¿A ver qué vamos a comer Cheescake? Sonrió como niño emocionado al comer helado.

—… Era obvio que no recibiría contestas pero…

Sí, yo también quiero comer comida china… ¡Yummi! Subió los brazos en y se relamió los labios

.
.
.
Cinco Semanas después…

¡Buenos días Alessandro!!! Se escuchó muy profundo en los tímpanos del pequeño el saludo que le ofrecía Nicole justo en el árbol grande con que habían chocado la primera vez de conocerse…

¡Hola!!! Aunque aquella voz lo aturdió le sonrió muy placenteramente…

Nicole!!! La profe llego temprano Deja vú aquellas chicas la volvieron a llamar, la morena con sus rulos se inclinó a la altura del pequeño y le dio un beso media luna… ella se alejó cuidadosamente muy sonrojada y cuando vio la risa traviesa e inocente en el rostro de Ale, su corazón comenzó a latir como batería metalera.

Pensé de todo, menos de que eras una pedófila… Esa voz sin ánimos pero realmente varonil hablaba, Dominc se encontraba hacia un lado de ambos con su morral gris al hombro…

¿Pedófila? Parpadeo confundido el más pequeño del lugar…

Si El mayor se dirigió al niño. Sus miradas se encontraron, una miel y el otro pasto…

Me gustaría tener un hermano mayor como él, quisiera… Tan solo…” Pensó Ale entristeciendo sin culpa sus ojitos…

Es… muy lindo… creo ¿Sera que le doy miedo?” Musito en su mente Dominic… aparto la mirada rápidamente, no quería hacerle nada que incomodara o entristeciera al pequeño ¿Por qué? Él no lo sabía, y por ahora no le interesaba saberlo…

Es que… es un niño para ti Nicole…- Sentencio sin ganas…

-¡No! A ver… ¿Cuántos años tienes Alessandro? Su mirada castaña se posó en el menor y este se dio cuenta de que lo confundían con un niñato…

Tengo dieciséis… Susurro con estabilidad y dulzor al hablar…

-¡Nicole!!! Otra vez las chicas desde el mural de la plaza la llamaban…

¡Ya voy!!! Grito ella… saliendo de en medio de los dos chicos.

¿Cuántos años tienes tú? Pregunto Ale inclinado su cabeza, con el viento jugando en sus cabellos castaños claros acciones que lo hacían ver demasiado lindo…

Tengo dieciocho… Respondió el mayor con seriedad…

Ok… Por alguna razón el de los ojos miel había seguido caminando adelante con algo de ¿tristeza?...

¿A dónde vas? Se aventuró a indagarle el chico anémico…

-A clases…- Se giró y allí estaba una sonrisa verdaderamente infantil, viéndolo bien, su camisa le quedaba un tanto suelta…

Ven con nosotros, vamos a jugar baloncesto Apareció el chico de mirada y risa cálida apoyando su brazo del alto Dominic quien levanto una ceja algo fuera de sí…

La profesora de dibujo técnico no vendrá, es mi vecina y me lo dijo… Aclaro.

Sin duda José Luis era una persona atenta con el pequeño y como Dominic era tan sin ánimos, Ale pensó que sería mejor hacer a José Luis su hermano mayor…

Solo quiero ver Trazo una risa de aniñada…

Que ¿No sabes jugar baloncesto? Abrió los ojos el pelinegro, sorprendido…

No, de hecho el único juego que se es fútbol…- Bajo su mirada, algo avergonzado…

No hay porque ponerse triste yo te enseño Ofreció José Luis, feliz como lombriz…

Ok Canto el menor muy feliz de su idea…

Ambos altos se miraron, una mirada con desdén y la otra muy alegre…
.
.
.

Y así ya había transcurrido casi cuarenta minutos…

No, ven apoya de esta manera los pies y lánzala… El ojinegro apoyaba sus manos “ingenuamente” en la cintura del castaño claro, quien estaba con expresión de confusión absoluta… su entrecejo decía que necesitaba preguntar algo.

¡Awwww!!! Se oyeron los gritos estilo fangirl de unas chicas de 8vo, 9no grado y cuarto  año que se hallaban en los bancos, afuera de la cancha, a ellas se le hacía tan lindo ver que el lindo y popular de José Luis ayudara tan “apasionadamente” a un niño tan lindo como Alessandro, el nuevo.

Al notar estas acciones, Dominic alzo una ceja con inverosimilitud y algo de molestia, es decir; era ridículo lo que estaba haciendo su amigo con el nuevo, ya de por sí es muy bajito y el baloncesto, pues ni al caso. Eso era más o menos lo que pensaba el de ojos verdes oscuros…

Si no salto ¿Cómo quieres que enceste? Esto es una pérdida de tiempo… El niño se lamentó muy a su pesar con voz baja…

El ojos negros lo medio giro de su cintura y se inclino más a su altura, nariz a nariz, gesto que hizo que Dominic por primera vez abriera sus ojos como dos platos de espagueti sorprendido… y no era porque era un mal pensado, si no que era algo que se miraba, que se sobreentendía…

Vas a usar son tus brazos… no tus piernas, acuérdate que esto no es futbol Se alejó del menor, sorprendiéndolo un poco ya que entendió a la perfección lo que José Luis le decía.

¡Claro!!! Voy a usar mis manos, no mis piernas Hablo emocionado cual niñato de kínder al comer la merienda…

¡Awwww!!! Si, mas gritos de las chica embelesadas…

Alessandro con maniobra lanzo el balón con ayuda del agarre del pelinegro… ¡Logro encestar!!!

Me largo… Sentencio el mayor dando media vuelta, rumbo hacia afuera…

¿Porque te vas? Pregunto Ale con claro tono de niño impredecible, esas palabras detuvieron en seco a Dominic, no obstante…

Porque no quiero seguir estando al lado de tantas payasadas Dijo cortante… desvió su mirada siguiendo su camino hasta perderse en el pequeño mar de chicos y chicas que habían saliendo de la cancha…

No te pongas así… Le sonrió su amigo…

N-no le agrado Era algo que hasta Ale se preguntaba, ¿por qué no quería que Dominic se fuera? Bueno, para ser sinceros, él quería andar de amigo con ese chico anémico, porque se le hacía muy relajado y cómodo también… además que en todas las semanas que llevaba de clases, él nunca se le había podido acercar, era el único porque los demás les hablaban muy amigablemente.

Si es así, entonces nadie le agrada, él siempre es así… de hecho perdió el año porque a mediados de lapsos se fue a trabajar solo porque le aburría el liceo, según él Explico José Luis mirando desde arriba al pequeño…

Ale sonrió “conforme”… Aunque inexplicablemente esa ilustración hacía crecer algo cosquilludo por dentro del ojimiel hacia Dominic, algo llamado: Curiosidad.



Maid caritas De: Pervert Mind

() () () (╭╮) (≧◡≦) (¬_¬) () (-) () (-_-) (_) (╯_╰) (3) (o_-) (¬‿¬) (◣_◢) (∪ ◡ ∪) (≧ω≦) o(≧o≦)o (⋋▂⋌) (॓_॔) (╯ಊ╰) (─‿‿─) ‹(•¿•)› (╯︵╰,) (︶︹︶) (∩︵∩) () (_) (~ ̄▽ ̄)~ (ω) (+_+) () ( ) ♥╣[-_-]╠♥ ٩(͡๏̯͡๏)۶ (u_u) (*_*) (º_º) ٩(×̯×)۶ ಥДಥʕ•ᴥ•ʔ ʕʔ ʕ¬ᴥ¬ʔ ʕᴗᴥᴗʔ ʕΛᴥΛʔ ʕ>ᴥ<ʔ ʕ*ᴥ*ʔ ʕ-ᴥ-ʔ () (✄♥) (➸♥)